5 formas de prevenir los efectos negativos de los amarres de amor

El amor nos une de una manera que hace difícil alejarse. El amor hace que queramos pasar más tiempo con nuestra pareja, sin importar lo que nos cueste. Nos hace querer estar con nuestra pareja aunque tengamos que sacrificar nuestras propias necesidades. Hace que sea difícil decir adiós cuando llega el momento.

El amor hace que sea fácil tomar las decisiones equivocadas sin tener que preocuparse demasiado. Y cuando estamos enamorados, no solemos pensar demasiado en las consecuencias de nuestros actos. Sólo nos centramos en la otra persona. Todo esto es señal de que probablemente nos estamos apegando demasiado a nuestra pareja. Para mantenernos fuertes y no convertirnos en víctimas del amor de nuestra pareja, tenemos que aprender a lidiar con él. He aquí cinco formas de prevenir los efectos negativos de los amarres de amor.

No tengas miedo de estar solo

Es fácil dejarse llevar por el amor que sentimos. Puede ser difícil ver que está bien estar solo un rato.

En algunos días, incluso puede ser saludable para nosotros pasar tiempo sólo con nosotros mismos. Debemos permitirnos un tiempo fuera de nuestra relación sin sentirnos culpables por ello.

Si no podemos pasar tiempo a solas y estamos siempre atados a nuestra pareja, esto puede provocar resentimiento o falta de intimidad en la relación.

Cuando tenemos tiempo lejos de nuestra pareja, podemos darnos cuenta de que hay más potencial en la relación de lo que creemos. Nuestra pareja podría cambiar y convertirse en algo mejor de lo que creíamos que era. Si esto ocurre, nos encontraremos en una posición mucho mejor para la relación a largo plazo que si no nos hubiéramos permitido esos momentos de autorreflexión.

Establecer límites

El amor nos une a nuestra pareja, lo que significa que estamos sometidos a una gran presión para que nos guste y nos respete. Es fácil perderse en los sentimientos que despierta el amor, y esto puede llevarnos a hacer cosas de las que luego nos arrepentimos. Para asegurarte de no cometer errores de los que te arrepentirás más adelante en la vida, es importante establecer límites con tu pareja.

Establecer límites puede ser difícil porque las personas quieren ser amadas. Pero si quieres que tu relación sea duradera, tienes que hacer concesiones y entender las necesidades del otro.

Conozca los desencadenantes de su pareja

El amor de tu pareja por ti no es algo que surja de la nada. Tiene una causa y un efecto. Los desencadenantes de tu pareja suelen ser aquellas cosas que le recuerdan lo bien que lo pasa contigo. Estos desencadenantes mantienen a tu pareja en modo amoroso.

Así que, para mantenerte fuerte, tienes que aprender a reconocer los desencadenantes de tu pareja y lo que quiere de ti cuando los ve. Si tu pareja te hace una petición que parece poco razonable, intenta hacer otra cosa en su lugar. No renuncies a encontrar un compromiso porque sólo empeorarás las cosas.

Reconocer cuando te están utilizando

Es fácil dejarse llevar por el torbellino de una nueva relación. Cuando estás enamorado, parece que por fin tienes lo que te mereces. Y no hay mejor sensación que esa. Pero ser utilizado por su pareja puede ocurrir rápidamente y sin siquiera darse cuenta.

Cuando te das cuenta de que tu pareja te está utilizando, es el momento de dar un paso atrás. Si la relación no funciona, lo mejor es ser sincero con uno mismo sobre por qué las cosas fueron mal. Es difícil admitir que nos han utilizado si no sabemos separarnos de las intenciones y los sentimientos de nuestra pareja. Si las cosas se tuercen, asegúrate de que eres capaz de reconocer cuándo te utilizan y saber cuándo dejan de jugar con tus emociones.

No dejes que el amor te ciegue

Por regla general, deberíamos evitar apegarnos demasiado a nuestra pareja. Pero solemos olvidar que, cuando estamos enamorados, es fácil dejarse llevar por la idea de estar con esa persona. Es difícil ver las señales que nuestra pareja está tratando de darnos, y podemos ser sorprendidos por sus acciones. Para evitar que esto ocurra, aprende a mirar las cosas con objetividad y evita que el amor te ciegue.

Conclusión

Si estás en una relación y no va como quieres, debes hablarlo con tu pareja. Aprender los desencadenantes de tu pareja y reconocer cuándo te están utilizando puede ayudarte a evitar los efectos adversos que el amor puede tener en tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.